viernes, 6 de mayo de 2011

Cuando la lluvia no deja ver y los caminos van a ningún lugar. Cuando te sientas naufragar, seré tu mano, seré tu voz; Cuenta conmigo, que allí estaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada